orange

¿Cuál es el potencial de la medicina de precisión? 

Medicina de precisión

El cambio hacia la medicina de precisión

La práctica clínica está avanzando hacia la era de la medicina de precisión donde los conocimientos moleculares permiten personalizar el tratamiento de acuerdo con el perfil genómico específico del tumor del paciente.1–3

El cuidado del cáncer es cada vez más complejo a medida que se identifican más genes dirigibles y se incrementan las opciones de tratamiento.4–8

En 2017, había más de 700 moléculas en desarrollo avanzado, 90% de las cuales eran terapias dirigidas.9 Se requiere un enfoque evolutivo para el diagnóstico clínico y la toma de decisiones, si queremos enfrentar esta complejidad. Por lo tanto, para comprender el potencial de la medicina de precisión, es necesaria una estrategia de evolución continua para el diagnóstico clínico y la toma de decisiones.4,10

Información genómica

Capturando información genómica clínicamente relevante

Existen cuatro clases principales de alteraciones genómicas: sustituciones de bases, inserciones o deleciones, alteraciones del número de copias y reordenamientos genéticos. Pero ¿los enfoques diagnósticos actuales tienen la capacidad de identificar todas estas alteraciones? Pruebas de biomarcadores individuales, que utilizan técnicas de diagnóstico como PCR (Reacción en cadena de polimerasa)/IHC (Inmunohistoquímica)/FISH (Hibridación Fluorescente in Situ) y los paneles hotspot basados en NGS y las pruebas NGS multigénicas corren el riesgo de omitir alteraciones genómicas que pueden ser críticas para la elección del tratamiento de los pacientes.4,11–13

Además, los biomarcadores complejos pan-tumor, como la carga mutacional del tumor (TMB) y la inestabilidad de microsatélite (MSI), pueden proporcionar conocimientos valiosos que ayudan a personalizar los planes de tratamiento. Se ha demostrado que la MSI predice la respuesta a la inmunoterapia y la TMB se está convirtiendo en un biomarcador de respuesta a inmunoterapia con potencial beneficio clínico.14–19 Sin embargo, la TMB y la MSI solo pueden medirse simultáneamente de forma eficaz realizando un perfil genómico exhaustivo del tumor.14,15

Carga mutacional del tumor Inestabilidad demicrosatélite Reordenamientos Alteraciones de número de copias Inserciones y deleciones Sustitución de bases Biomarcadores complejos pantumor MSI TMB Cuatro clases principales de alteraciones genómicas
Estrategia de diagnóstico evolutivo

Una evolución en el diagnóstico y la toma de decisiones clínicas

Para asegurarse de que los pacientes con cáncer puedan beneficiarse de los últimos avances en el tratamiento, se requiere una estrategia de evolución continua para el diagnóstico clínico y la toma de decisiones que:

✓   Identifique alteraciones genómicas y biomarcadores de respuesta a inmunoterpia clínicamente relevantes

✓   Respalde la toma de decisiones clínicas

✓   Ayude a personalizar los planes de tratamiento para los pacientes

La evaluación del perfil genómico exhaustivo es importante para garantizar que los pacientes puedan beneficiarse de las últimas innovaciones de tratamiento.1,10,20

“Las Guias de la NCCN recomiendan enfáticamente evaluar un perfil molecular más amplio, también conocida como Medicina de Precisión”

Guias de la NCCN para la versión 5 de NSCLC, 201820

“Siempre que estén disponibles, se prefieren páneles de secuenciación genética múltiples por encima del testeo secuencial de genes individuales, para identificar otras opciones de tratamiento, más allá de EGFR, ALK, BRAF y ROS1.”

Aprobación Guias de CAP/IASLC/AMP para cáncer de pulmón. ASCO, 201821,22

AMP, Association for Molecular Pathology. ASCO, American Society of Clinical Oncology. CAP, College of American Pathologists. FISH, hibridación in situ con fluorescencia. IASLC, International Association for the Study of Lung Cancer. IHC, inmunohistoquímica. MSI, inestabilidad de microsatélite. NCCN, National Comprehensive Cancer Network. NGS, secuenciación de próxima generación. NSCLC, cáncer de pulmón de células no pequeñas. PCR, reacción en cadena de la polimerasa. TMB, carga mutacional del tumor.
Referencias
  1. Rozenblum AB et al. J Thorac Oncol 2017; 12: 258–268.
  2. Schwaederle M, Kurzrock R. Oncoscience 2015; 2: 779–780.
  3. Mansinho A et al. Expert Rev Anticancer Ther 2017; 17: 563–565.
  4. Frampton GM et al. Nat Biotechnol 2013; 31: 1023–1031.
  5. Drilon A et al. Clin Cancer Res 2015; 21: 3631–3639.
  6. Hirsch FR et al. Lancet 2016; 388: 1012–1024.
  7. Baumgart M. Am J Hematol Oncol 2015; 11: 10–13.
  8. Chakravarty D et al. JCO Precis Oncol 2017; doi: 10.1200/PO.17.00011. 
  9. Global Oncology Trends Report 2018. Report by IQVIA Institute for Human Data Science. Available at: https://www.iqvia.com/-/media/iqvia/pdfs/institute-reports/global-oncology-trends-2018.pdf (Accessed March 2019).
  10. Gagan J, Van Allen EM. Genome Med 2015; 7: 80.
  11. Schrock AB et al. Clin Cancer Res 2016; 22: 3281–3285.
  12. Rankin A et al. Oncologist 2016; 21: 1306–1314.
  13. Suh JH et al. Oncologist 2016; 21: 684–691.
  14. Chalmers ZR et al. Genome Med 2017; 9: 34.
  15. Goodman AM et al. Mol Cancer Ther 2017; 16: 2598–2608.
  16. Le DT et al. N Engl J Med 2015; 372: 2509–2520.
  17. Johnson DB et al. Cancer Immunol Res 2016; 4: 959–967.
  18. Rizvi H et al. J Clin Oncol 2018; 36: 633–641.
  19. Hellmann MD et al. N Engl J Med 2018; 378: 2093–2104.
  20. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology (NCCN Guidelines). Non-Small Lung Cancer. V.5.2018, 2018. Available at: https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/recently_updated.aspx (Accessed March 2019).
  21. Kalemkerian GP et al. J Clin Oncol 2018; 36: 911–919.
  22. Lindeman NI et al. J Mol Diagn 2018; 20: 129–159.